Saltar al contenido

Botox para migrañas

Botox para las migrañas

El tratamiento de botox o toxina botulínica para tratar las migrañas, jaquecas o dolores de cabeza intensos es un método innovador y probado científicamente.

La SEN (miembros del grupo de estudio de cefaleas de España) ha realizado recientemente un estudio con un millar de pacientes donde el 80% de los tratados mostro una disminución de hasta la mitad del numero de días con cefaleas.

 

¿Qué es el botox para las migrañas?

 

Sin duda la toxina botulínica es una de las sustancias mas utilizadas en el mundo de la estética en tratamientos de anti envejecimiento pero sus usos no acaban ahí, entre muchos de sus usos es un gran aliado contra las personas que sufren de migrañas.

Esta demostrado que mejora la calidad de vida de estas personas reduciendo y manteniendo controlado el dolor. Hay que dejar claro que no es un método curativo sino de tratamiento de los síntomas.

 

¿Para quién esta indicado?

 

El tratamiento para las migrañas con toxina botulínica esta indicado para pacientes que sufren de migraña crónica o de dolores de cabeza al menos 15 días al mes.

Según los estudios, en España el 12% de la población sufre de esta dolencia, donde las mas afectadas son las mujeres y menor medida los hombres.

 

¿Cuáles son las causas de las migrañas?

 

Las migrañas siempre han sido una enfermedad poco reconocida e insuficientemente tratada por la desinformación sobre ella.

No se trata de simples dolores de cabeza, estas cefaleas de intensidad severa suelen atacar a un lado de la cabeza, a veces de forma pulsátil.

Hay muchos factores que pueden originar la aparición de migrañas a lo largo de nuestra vida. El factor mas determinante es el genético.

Es muy extraño encontrar casos de pacientes con migrañas sin antecedentes familiares. Pero hay otros factores como puede ser un alto estrés en el día a día, cambios permanentes en el sueño… etc

Según la OMS, la migraña es la segunda enfermedad neurológica mas discapacitarte.

 

¿Cómo es el tratamiento?

 

El tratamiento es proceso sencillo y rápido de una duración de unos 15 a 20 minutos, en el cual no se necesita de anestesia.

Se aplican microinyecciones, normalmente unas 31, de forma subcutánea poco profunda alrededor de la cabeza (sienes, retroauricular y occipital).

El tiempo medio de duración desde la aplicación del tratamiento es de 3 meses, por lo que se suele recomendar volver a tratarse cada 3 meses en otras 2 o 3 ocasiones para valorar la eficacia del tratamiento en el paciente.

Según los estudios, como dijimos anteriormente no solo disminuye los días de dolor a largo plazo, sino que reduce de forma continuada el uso de otros tratamientos.

Tratarse una migraña crónica con toxina botulínica cuanto antes desde que es diagnosticada aumenta las posibilidades de éxito en el tratamiento.

 

Efectos secundarios

 

Los efectos secundarios del tratamiento para las migrañas con toxina botulínica son muy escasas.

Algún leve sangrado o dolor de cabeza ocasional tras las microinyecciones. Según la SEN solo el 12% de los pacientes tratados en el estudio tuvieron algún efecto adverso, de los cuales el 10% fueron leves.